Llegaron los Traveller Review Awards 2023.

¡Felicitaciones a los ganadores! Usá el ID de tu propiedad para descubrir si ganaste y descargar el kit con tu premio.

Más información

Claves para entender los alquileres temporarios

Actualizado hace 4 meses | 3 minutos de lectura
Guardar

Los alquileres temporarios generalmente se definen como propiedades privadas que se alquilan como alojamiento durante períodos limitados. Los tipos de alojamiento que se pueden alquilar temporalmente incluyen casas, departamentos, condominios y habitaciones individuales.


Contenido del artículo:


Legislación y normativas locales

Los alquileres temporarios pueden estar sujetos a normativas específicas, que pueden variar según el país, la región y el municipio. Las normativas que rigen los alquileres temporarios pueden incluir, entre otras:

  • Requisitos de licencia o registro
  • Requisitos sobre permisos y zonificación
  • Requisitos de salud y seguridad
  • Requisitos de residencia
  • Límites a la cantidad de huéspedes por alquiler
  • Límites a la cantidad de noches de alquiler por año calendario
  • Requisitos de comunicación entre la propiedad y las autoridades locales (por ejemplo, la cantidad de huéspedes y la duración de cada reserva)

Como colaborador de Booking.com, tenés la responsabilidad de conocer y cumplir con las normativas que aplican a tu propiedad en tu municipio, país y/o región. Esta información debería estar disponible en la página web de las autoridades locales. También podés encontrar más información en nuestras preguntas frecuentes sobre alquileres temporarios.


Sobre ofrecer estadías largas

Cuando las estadías superan cierto período (la cantidad exacta de días depende de la jurisdicción), es posible que a los huéspedes se les adjudiquen automáticamente derechos de locatario. Esto significa que la ley podría ampararlos como locatarios. Según las circunstancias, puede haber un límite al monto que podés cobrar en concepto de alquiler y es posible que no puedas pedirles a los huéspedes que abandonen la propiedad sin iniciar el proceso judicial de desalojo correspondiente.

Por eso, es importante que estés al tanto de toda la legislación o las normativas vigentes, además de asegurarte de que, al ofrecer tu propiedad (incluidas las estadías largas), estés cumpliendo con dichas leyes o normativas. Si tenés alguna duda sobre las normas que rigen para el alquiler de tu propiedad, ponete en contacto con las autoridades locales correspondientes o buscá asesoramiento legal independiente.

¿Te resultó útil este artículo?