¡Ya están los resultados! Dentro de poco vamos a poder felicitar a los ganadores de un Traveller Review Award de este año.
 

Tarifas flexibles para menores: cómo funcionan los precios por niño

Actualizado hace 2 meses | 5 minutos de lectura
Guardar

Una de las nuevas opciones dentro de las tarifas flexibles para menores es configurar precios por niño. Esto te permite configurar diferentes segmentos de precios para los menores que se alojen en tu propiedad. 

También podés seguir una guía paso a paso para configurar varias tarifas flexibles para menores, según tu estrategia tarifaria. 


Contenido del artículo


¿Cómo funcionan los precios por niño?

Según tus necesidades tarifarias y el tipo de huéspedes que quieras atraer, podés configurar tarifas distintas según la edad de los chicos en un grupo. También podés configurar tarifas diferentes según la cantidad de niños en el grupo, por ejemplo, dependiendo de tu estrategia, el primer, segundo y tercer niño pagan la misma tarifa o tarifas diferentes.

Primero tenés que crear segmentos de edad. Podés configurar uno como mínimo y tres como máximo. Por ejemplo, podés permitir que los chicos de 0 a 6 años se alojen en tu propiedad por una tarifa reducida. Los de 7 o más pagarían la misma tarifa que una persona adulta, a menos que crees otro segmento de edad con tarifa reducida. Si decidís agregar un segundo segmento de edad (por ejemplo, chicos de 7 a 17 años), podés agregar un precio reducido diferente para ese grupo.

También podés limitar la cantidad de chicos que pagan el precio reducido dentro de un segmento de edad específico. Por ejemplo, podés cobrarle una tarifa reducida solo al primer niño de 0 a 6 años. Cualquier otro dentro de ese segmento de edad pagaría la misma tarifa que una persona adulta.

Otra forma de captar huéspedes es permitiendo que el niño más pequeño se aloje gratis o pague una tarifa reducida. Cualquier otro chico menor de 18 años pagaría la misma tarifa que una persona adulta. 

No es posible crear segmentos de edad que se superpongan (por ejemplo, un segmento de 0 a 5 años y otro de 4 a 8), pero esto no va a limitar tu flexibilidad a la hora de establecer una estrategia tarifaria.

Te damos un ejemplo: una familia con tres chicos de dos, tres y nueve años quiere reservar una estadía. Tu alojamiento ofrece una tarifa en la que el primer chico de 0 a 6 años puede alojarse gratis, pero también una tarifa que establece que el primer chico de 7 a 17 puede alojarse por un precio reducido. Cualquier otro niño de cualquiera de estos segmentos de edad va a pagar la misma tarifa que una persona adulta.

De acuerdo con tu estrategia tarifaria, necesitás dos segmentos de edad:

  • 0 a 6 años
  • 7 a 17 años

Como resultado, la configuración de segmentos de edad y precios quedaría así:

0 a 6 años

  • El primer niño se aloja gratis.
  • El segundo paga la misma tarifa que una persona adulta.

7 a 17 años

  • Como ya hay un niño más pequeño en el grupo que se aloja gratis, todos los demás pagan la misma tarifa que una persona adulta.

Tené en cuenta que esto es solo un ejemplo y que podés configurar tus propios parámetros para los segmentos de edad y las tarifas reducidas. 


¿Cómo ven los clientes los precios por niño?

Cuando alguien busca una propiedad en nuestra plataforma para un grupo con chicos, ingresan la edad de los menores al iniciar la búsqueda. Si configuraste precios por niño, las personas van a ver el precio más preciso según tus tarifas.

Por ejemplo, en el caso de un grupo con tres chicos de dos, tres y nueve años, los precios por niño se van a aplicar durante el proceso de búsqueda. Los chicos de dos y tres años entran en el segmento de 0 a 6 años y el de nueve entra en el de 7 a 17.

De acuerdo con los precios por niño, el chico de dos años se aloja gratis, mientras que el de tres y el de nueve pagan la misma tarifa que una persona adulta. 

¿Te resultó útil este artículo?