¿Cómo configuro una tarifa no reembolsable?

Con una tarifa no reembolsable, el huésped va a pagar el importe total aunque cancele, haga cambios o no se presente.

Agregar una tarifa no reembolsable puede ayudarte a reducir las cancelaciones y garantizar el pago de las reservas.

Dependiendo de si ya habías configurado tarifas no reembolsables, hay diferentes formas de agregar una.

Situación 1: es la primera vez que configurás una tarifa no reembolsable.

  1. Hacé clic en “Agregar tarifa no reembolsable” dentro de la pestaña “Tarifas y disponibilidad” en tu extranet.
  2. Va a aparecer una serie de preguntas para guiarte en el proceso de configuración. Seleccioná las respuestas que más se adecúen a las necesidades de tu propiedad.
  3. Hacé clic en “Revisar” para repasar las opciones que elegiste.
  4. Hacé clic en “Activar plan de tarifas” para finalizar el proceso. Dependiendo de lo que hayas elegido, este puede ser el último paso. Si hay más, te van a aparecer mensajes adicionales para completarlos.

Situación 2: ya habías configurado una tarifa no reembolsable.

Primero, asegurate de haber configurado una política de cancelación no reembolsable:

  1. Entrá en la pestaña “Propiedad” y seleccioná “Condiciones”.
  2. En “Políticas de cancelación y pago por adelantado”, hacé clic en “Crear nueva política de cancelación” y agregá una política “No reembolsable”.

Después, podés crear tu plan de tarifas desde la pestaña “Tarifas y disponibilidad”:

  1. Seleccioná la opción “Planes de tarifas”, después “Crear plan de tarifas” y agregá la información correspondiente.
  2. Repasá los datos con el botón “Revisar plan de tarifas” y finalizá el proceso con “Guardar plan de tarifa”.

La nueva tarifa no reembolsable va a aparecer en el calendario de la pestaña “Tarifas y disponibilidad”. Si usás un channel manager, es posible que tu proveedor te pida que completes pasos adicionales para mapear la nueva tarifa.