Políticas de cancelación, depósitos y pagos por adelantado

 

Claridad para tus huéspedes, ingresos asegurados para vos

Las cancelaciones son una parte inevitable de esta industria. No importa cuánto hayan planificado los huéspedes su viaje, hay muchísimos factores inesperados que pueden afectar sus reservas. Cuando pasa esto, es importante que sepan qué esperar y que vos no pierdas ingresos.

Para asegurarte de que los huéspedes sepan cuánto les vas a cobrar y en qué momento, te recomendamos que configures las políticas de cancelación, depósitos y pagos por adelantado que más le convengan a tu propiedad. Esto ayuda a que los huéspedes no se lleven una sorpresa, y también a que no te pierdas ingresos de manera innecesaria.

Ahora es más fácil que nunca configurar tus políticas en la extranet. Están cubiertos todos los posibles escenarios de cancelación y pagos, y lo único que tenés que hacer es responder algunas preguntas clave para configurar las políticas que más te convengan.

¿Qué políticas hay disponibles?

  • Políticas de cancelación

Informales a los huéspedes si pueden cancelar su reserva sin cargo, y en dicho caso, hasta qué momento. En general, te recomendamos que les permitas a los huéspedes cancelar sin cargo hasta uno o dos días antes del check-in. Alternativamente, podés elegir políticas no reembolsables, en las que los huéspedes no van a recibir su dinero de vuelta si cancelan.

 

  • Políticas de depósitos y pago por adelantado

Informales a los huéspedes si se les va a hacer algún cobro antes de llegar, y en dicho caso, cuánto se les va a cobrar y cuándo.

Políticas de depósitos y pago por adelantado

Además de tu política de cancelación, podés configurar:

 

benefits

Un depósito

Los huéspedes pagan una cantidad determinada por adelantado, en general mediante transferencia, que pueden recuperar si cancelan dentro del período (flexible) de cancelación gratis. Pero si cancelan después de ese período, no van a recuperar el depósito, lo que significa que tenés cobertura en caso de que cancelen.

eee

Pago por adelantado

Durante el proceso de reserva, los huéspedes usan su tarjeta de crédito para pagar una parte de la reserva, a menudo la primera noche. En general, el pago por adelantado se utiliza para las reservas parcialmente reembolsables o no reembolsables, así que si el huésped cancela, no van a recuperar ese importe.

ffff

Preautorización

Bloqueás un importe determinado para comprobar que la tarjeta del huésped sea válida, pero la totalidad de la reserva se cobra más adelante. Podés bloquear este importe como garantía en caso de que el huésped no se presente, o simplemente devolvérselo al huésped de inmediato.

¿Por qué las políticas de cancelación y pago por adelantado son buenas para tu negocio?

Garantizan tus ingresos

Asegurate de tener cobertura en caso de que un huésped cancele.

Reducen las cancelaciones

Cuando los huéspedes tienen una idea clara de qué esperar, es menos probable que cancelen.

Ajustan las expectativas de los huéspedes a la realidad

Cuando las políticas son claras, hay menos posibilidades de que haya efectos negativos en la experiencia del huésped.

Cómo funciona (resumen)

 

Podés ver tus políticas en la extranet haciendo clic en la pestaña de "Propiedad" y seleccionando "Condiciones".

En la sección "Políticas de cancelación", podés elegir entre una política totalmente flexible o una personalizada, o aplicar políticas diferentes según el tipo de habitación.

- Política completamente flexible: los huéspedes solo van a pagar cuando se alojen en tu propiedad, y pueden cancelar gratis durante el periodo que elijas antes del check-in.

- Política personalizada: podés elegir cuánto tiempo antes del check-in los huéspedes pueden cancelar gratis, y cuándo se les va a cobrar si cancelan después de ese momento. También podés configurar un pago por adelantado antes del check-in, y definir cómo y cuándo te gustaría recibir ese pago. Además de todo lo anterior, podés aplicar diferentes políticas según el tipo de habitación.

- Preautorización: podés mostrarles a los huéspedes si vas a preautorizar sus tarjetas o no, y también cuánto vas a preautorizar y en qué momento. La preautorización puede aplicarse además a determinados tipos de políticas.

- Depósito: podés asegurarte de tener cobertura financiera en caso de que un huésped cancele una reserva. Si el huésped termina alojándose, podés devolverles su dinero después, o simplemente deducirlo del precio total de la reserva. Los depósitos se pagan generalmente mediante transferencia bancaria, lo que es muy útil si no podés cobrar tarjetas de crédito.