Updated hace 8 meses
Guardar

Con el paso de los años, el agua dulce se volverá un bien cada vez más escaso. En 2030 se espera que la demanda de agua dulce supere en un 40% a la oferta disponible. Una previsión tan negativa exige una acción inmediata.

¿Sabías que hacer la colada puede representar hasta un 30% del impacto medioambiental total de tu alojamiento? Esta cifra incluye tu consumo de agua, el de electricidad y la contaminación derivada del uso de detergentes. Y después hay que añadir el consumo anual de agua de las habitaciones de los clientes, que puede oscilar entre los 18.000.000 de litros en climas templados y los 121.000.000 litros en zonas tropicales.

En lo que se refiere a reducir este impacto, pedir a los clientes que reutilicen las toallas o que renuncien al servicio de limpieza no es algo nuevo en la industria hotelera. La clásica pegatina o tarjeta en la habitación que recuerda a los clientes las consecuencias medioambientales se ha utilizado como técnica de persuasión durante mucho tiempo. ¿Pero incluye la información adecuada? ¿Y hay otras técnicas que funcionen mejor?  En esta sección te contamos cómo puedes reducir tu consumo de agua y qué beneficios puede tener este ahorro para tu negocio y para el medioambiente. 

Cuatro beneficios del ahorro de agua
  1. Conservación del suministro de agua para la comunidad local: el agua es un recurso muy valioso y, en muchos lugares del mundo, escaso. De hecho, casi el 20% de la población mundial vive en una región con escasez de agua, lo que significa que su uso en esas zonas está a punto de dejar de ser sostenible o ya no lo es. Como industria, tenemos la responsabilidad de asegurarnos de que las comunidades locales no se ven privadas de agua, por lo que no debemos usar más de la estrictamente necesaria.

  2. Reducción de la huella de carbono: el consumo de agua no solo afecta a este recurso. El impacto medioambiental puede ser más amplio. Una colada de 10 kg requiere al menos 50 litros de agua y 1,2 kilovatios/hora de electricidad. Además, los estudios muestran que algunos detergentes pueden llegar a tener una huella de carbono de casi 1 kg de CO2 por cada carga de lavado de un hogar. Si multiplicamos eso por el tamaño de la colada de un alojamiento, la cifra se dispara. 

  3. Actitud favorable de los clientes: los clientes ya se muestran muy dispuestos a cambiar su experiencia de viaje para consumir menos agua. Según un estudio de Booking.com, el 40% de los viajeros globales reutilizó las toallas y el 26% renunció a la limpieza diaria de la habitación para minimizar el uso de agua durante sus vacaciones de los últimos 12 meses.

  4. Reducción de los costes operacionales: el consumo de agua es el segundo gasto en servicios más elevado, ya que representa el 24,7% del presupuesto de los hoteles de los EE. UU. para este tipo de gastos. Por lo tanto, el incentivo económico para reducir este consumo tiene un peso considerable. Los estudios muestran que ofrecer a los clientes la opción de renunciar al lavado de toallas y sábanas diario resulta en una reducción del 17% en el número de coladas, lo que también supone un ahorro en energía, mano de obra y productos de limpieza.

Cómo reducir el consumo de agua de manera efectiva

 

Conoce tu consumo actual

Para evaluar tu progreso, es importante empezar por medir tu consumo actual de agua. Así podrás saber cuánta agua usas y en qué casos puedes reducir el consumo. Establecer un punto de partida también te ayudará a ver lo que mejoras con el paso del tiempo.  

Para calcular el gasto de agua por cliente y noche, divide el gasto mensual de todas las habitaciones entre el número de clientes que recibiste ese mes. Si tu factura está en metros cúbicos, puedes comparar tus resultados con los datos de la factura multiplicando el número de litros por cliente por 0,0001.

Si quieres más información sobre cómo empezar a medir tu consumo de agua y te gustaría conocer la metodología que utiliza el International Tourism Partnership, consulta la sección "Cómo definir tu punto de partida para ser más sostenible" de esta guía.

Crea un sistema sencillo

Usa un sistema fácil de seguir. Deja claro a los clientes que si cuelgan la toalla, significa que la volverán a utilizar, mientras que si la dejan en el suelo, es que quieren enviarla a lavar.

Piensa en formas fáciles de que los clientes informen al personal de que ese día renuncian a la limpieza. Puede ser algo tan básico como un cartel colgado en la puerta: fácil de usar para los clientes y fácil de ver para los empleados. 

Anima a los clientes a hacer un consumo responsable

Reutilizar toallas y renunciar a la limpieza ya es algo, pero los estudios muestran que los clientes usan 2,5 veces más agua cuando se alojan en un hotel. Puedes contribuir a que hagan un consumo responsable pidiéndoles que sean conscientes del agua que usan. 

Una forma de hacer esto es pedirles que pasen menos tiempo en la ducha. O mejor aún, dejar que la tecnología lo haga por ti. Por ejemplo, la startup Hydrao ha creado una alcachofa de ducha que muestra a los clientes su consumo de agua en tiempo real mediante luces. Así sabrán que es hora de salir para evitar un consumo excesivo. 

Image
water

 

Proporciona información sencilla y concreta

Cuando te comuniques con los clientes, usa un lenguaje fácil de entender. Evita palabras difíciles y haz que tus explicaciones sean lo más sencillas posible. También es importante ser específicos: los mensajes vagos pueden ser frustrantes. Ve más allá del simple "hay que ser respetuosos con el medioambiente" o "hay que ahorrar agua" y dales instrucciones claras para que sepan qué hacer. 

Prueba diferentes formas de involucrar a los clientes

Lo que funciona con un cliente puede que no funcione con otro. Cuando redactes la información sobre tus prácticas sostenibles, prueba a usar diferentes técnicas de persuasión que se complementen. Estas son algunas ideas:  

  • Refuerza hábitos de casa: los estudios muestran que relacionar una acción con lo que los clientes harían normalmente en casa puede funcionar mejor que un mensaje genérico sobre la importancia de cuidar el medioambiente. Por ejemplo: "Reutiliza tu toalla, como en casa" o "Siéntete como en casa: por favor, reutiliza tu toalla".  
  • Usa normas sociales: los estudios muestran que saber cuántos clientes reutilizan las toallas funciona como incentivo para animar a otros a hacerlo. Piensa en cosas como: "el X% de los clientes del fin de semana renuncian a la limpieza durante su estancia" o "el x% de las personas que se alojan en {alojamiento} reutilizan las toallas".  
  • Haz que la gente se sienta bien: muestra a los clientes que, al tomar decisiones sostenibles, pueden lograr un impacto positivo. Por ejemplo, puedes informar de los buenos resultados y escribir de una manera que no suene amenazante. Haz que se sientan bien, y no culpables, de las decisiones que toman durante su viaje.

Considera el uso de incentivos

Otra forma de animar a los clientes a reutilizar las toallas o a renunciar al cambio de sábanas es con premios. Algunos alojamientos ofrecen puntos que los clientes pueden canjear por una bebida gratis o un descuento, mientras que otros hacen una donación benéfica por cada toalla reutilizada. 

Si no crees que puedas ofrecer algo así en tu alojamiento, reúne a tu equipo para tratar de encontrar soluciones que funcionen en vuestro caso. 

Conciencia al personal de limpieza

El personal de limpieza desempeña un papel clave en el éxito de las iniciativas de reutilización de toallas y reducción de la limpieza, pero también puede contribuir de muchas otras formas a tus objetivos sostenibles. Asegúrate de que reciben la formación adecuada relacionada con los nuevos procesos y con todas las maneras en que pueden contribuir al ahorro de agua. Por ejemplo, no retirar las toallas si los clientes indican que las reutilizarán, tirar de la cadena el mínimo número de veces posible mientras hacen la limpieza, no dejar los grifos abiertos o usar una fregona para limpiar el suelo (en lugar de una manguera).

Enseña lo que estás haciendo

A través de nuestra plataforma podrás informar a la gente que viaja de las medidas que estás implementando para reducir el consumo de agua.

¿Has implementado alguna de estas medidas para reducir el consumo de agua?

Los clientes tienen la opción de reutilizar las toallas
Los clientes pueden rechazar el servicio de limpieza diario
Solo tienes inodoros de bajo consumo de agua (con cisterna de doble descarga o descarga reducida, por ejemplo)
Solo tienes duchas de bajo consumo de agua (duchas inteligentes o de poco flujo, por ejemplo)

Descubre nuestras otras guías de sostenibilidad:

 

Image
Meeting

Cómo conseguir el certificado eco

Las certificaciones reflejan tu compromiso con la sostenibilidad. Si bien estas acreditaciones reconocen tus esfuerzos y ayudan a captar más clientes preocupados por el medioambiente, el proceso en sí es aún más valioso, ya que te sirve para definir prioridades y completar tus planes de sostenibilidad.

Entérate de todo

Image
plastic in water

Cómo reducir el consumo de plástico

Ahora, evitar el plástico en tu alojamiento es más fácil e importante que nunca. El plástico tarda mucho en descomponerse, y es nocivo para la fauna y para el medioambiente en general. Esta guía te explica cómo protegerlos reduciendo el consumo de plástico.

¿Por dónde empiezo?

Image
Meeting

Cómo definir tu punto de partida para ser más sostenible

En el camino hacia la sostenibilidad, el punto de partida es como una brújula. Para saber qué dirección tomar, primero tienes que medir tu rendimiento, por ejemplo, en términos de emisiones de carbono o consumo de agua. Una vez hecho esto, podrás establecer objetivos y decidir cómo alcanzarlos.

Enséñame cómo

¿Crees que el artículo es útil?