Cómo reducir el consumo de energía y usar energías verdes

El calentamiento acelerado del planeta (y su impacto en la ecología y las economías) hace que las fuentes de energía y su eficiencia sean las mayores prioridades en cuanto a sostenibilidad. Pero reducir el consumo de energía y pasar a usar energías renovables no solo es bueno para el planeta. También puede reducir tus costes operativos.

Updated hace 8 meses
Guardar

A medida que la población y las economías crecen, también lo hace la demanda de energía. Lo cierto es que esa energía aún procede principalmente de fuentes no renovables, como los combustibles fósiles. Además de ser una fuente que se acabará agotando, los combustibles fósiles emiten una cantidad considerable de gases de efecto invernadero (GEI), que atrapan el calor en la atmósfera y aceleran el calentamiento del planeta. Ya estamos viendo el impacto negativo que este proceso está teniendo en los patrones climáticos y la biodiversidad.

El sector hotelero, lógicamente, utiliza una cantidad importante de energía, destinada sobre todo a la iluminación y la regulación de la temperatura de las habitaciones. Y, como resultado, contribuye significativamente a las emisiones de gases de efecto invernadero: entre 160 y 200 kg de CO2 por metro cuadrado de habitación. Por estos motivos, el consumo de energía debería ser algo a tener muy en cuenta en el camino hacia una mayor sostenibilidad.

Por suerte hay muchas oportunidades para ahorrar energía. Una parte importante del consumo de energía de un hotel procede de pérdidas y desperdicios innecesarios, por eso hacer algunos cambios puede ayudar a aumentar rápidamente la eficiencia y reducir los costes.

En esta sección veremos los beneficios de reducir el consumo de energía, tanto para tu negocio como para el medio ambiente. También trataremos algunas de las medidas que puedes tomar para reducir tu consumo y mejorar la sostenibilidad en tu negocio.

Cuatro ventajas de reducir tu consumo de energía

 

1. Reducirás costes  

Los ahorros potenciales que resultan de reducir el consumo de energía son considerables. Los análisis de los hoteles europeos han revelado un ahorro de hasta un 20% en calefacción, un 30% en refrigeración, un 70% en agua caliente y un 60% en iluminación, lo que se traduce en ahorros notables en los costes operativos. Como ejemplo del sector, después de instalar un sistema de gestión de energía inteligente, en el Galt House Hotel redujeron un 39% los costes anuales de electricidad en habitaciones, lo que significó un ahorro de más de 100.000$ en sus costes operativos.  

2. Disminuirás tu huella de carbono  

Usar menos energía significa producir menos desperdicio, y así disminuye tu impacto medioambiental. Si tu fuente de energía son los combustibles fósiles, reducir el consumo también implicará menos emisiones de GEI. Host Hotels & Resorts, por ejemplo, redujo sus emisiones de GEI en un 35% por pie cuadrado a través de diversas iniciativas de ahorro de energía, que incluyen sistemas de automatización para edificios, soluciones de iluminación LED, mejoras en la calefacción, ventilación y aire acondicionado, e inversión en energías renovables.  

3. Los sistemas de energía inteligente mejoran la comodidad de los clientes y del personal  

Hay muchas soluciones de alta tecnología para mejorar la eficiencia energética, y la mayoría se basa en la automatización. Además de reducir el consumo de energía, estas tecnologías también pueden mejorar la comodidad de las y los clientes y simplificar el trabajo del personal. Los controles de energía automáticos apagan los dispositivos eléctricos cuando una habitación está vacía, así el personal no tiene que hacerlo manualmente. Los sistemas de automatización para edificios, por otro lado, controlan la calefacción, la ventilación y el aire acondicionado, ya que realizan ajustes automáticos en respuesta a la humedad o la presión del aire. Estos sistemas mejoran la comodidad de las y los clientes al mantener un clima interior agradable.

4. Las energías renovables te preparan para el futuro  

Los combustibles fósiles no son solo una fuente de energía que contribuye al calentamiento del planeta, también es un recurso finito que algún día se agotará. A medida que los sectores público y privado de todo el mundo reconocen este hecho, aumentan las inversiones en fuentes de energías renovables como la eólica y la solar. De la misma forma, puedes preparar tu alojamiento para el futuro reduciendo su dependencia de los combustibles fósiles y cambiando a fuentes de energía renovable.

Image
solar panels
Cómo reducir tu consumo de energía

 

Analiza tu consumo energético

El primer paso para gestionar tu consumo de energía es medirlo. La principal fuente para extraer los datos son las facturas de energía. Gracias al subcontaje, puedes conseguir una visión del uso energético por área/departamento. Medir el punto de partida del consumo energético y hacer un seguimiento a lo largo del tiempo te dará información sobre tu consumo. También podrás identificar oportunidades de ahorro de energía y luego evaluar la efectividad de las medidas que tomes.

Pregunta a tu proveedor de energía si te pueden ofrecer un panel desde donde medir y hacer un seguimiento de tu consumo energético. En caso de que no puedan, utiliza los datos que recopiles para comparar el comportamiento energético de tu alojamiento con el estándar del sector, así podrás ver si es eficiente en términos energéticos. Puedes usar la metodología gratis conocida como Hotel Carbon Measurement Initiative (HCMI), que calcula la huella de carbono de las noches alojadas y las reuniones en tu alojamiento. Comprueba que ajustas las mediciones en función de factores como el clima, de manera que realices una comparación precisa entre alojamientos que tienen diferentes instalaciones y están expuestos a diferentes patrones climáticos. 

Cambia a una iluminación de ahorro energético

Las luces incandescentes y halógenas, que son las más utilizadas en los hoteles, no son nada eficientes desde el punto de vista energético: solo el 20% de la energía se convierte en luz y el 80% restante se pierde en forma de calor.

Al cambiar a una iluminación más eficiente, como luces fluorescentes compactas, lámparas de tubo fluorescente o diodos emisores de luz (LED), puedes reducir el uso de energía hasta en un 70%. Además de un menor consumo de energía, las luces fluorescentes compactas producen menos calor, y eso puede disminuir la demanda de aire acondicionado y reducir aún más el uso de energía, mientras que los LED duran hasta tres veces más que las bombillas fluorescentes y son fáciles de reciclar*.

* Algunas bombillas contienen material peligroso, como mercurio, por eso es importante reciclarlas en lugar de tirarlas a la basura general para que no acaben en vertederos.  

Implementa controles vinculados a la ocupación

La mayoría de las personas se comporta de manera diferente en los hoteles que en sus propios hogares. Olvidarse de apagar las luces es un ejemplo. Con el control de iluminación vinculado a la ocupación, las luces solo se encienden en zonas que están ocupadas o en uso. Hay varios controles vinculados a la ocupación que se pueden utilizar en escenarios distintos:

  • Tarjetas llave: un sistema de tarjeta llave funciona apagando el suministro eléctrico de una habitación cuando no está ocupada. Solo hay que insertar la tarjeta llave en un dispositivo montado en la pared al entrar y se enciende la electricidad. Cuando se retira la tarjeta y se sale de la habitación, la electricidad se apaga automáticamente.

Cambiar a sistemas de tarjeta de acceso y controles de energía puede reducir el uso de electricidad en las habitaciones hasta en un 30%. Sin embargo, estos sistemas pueden generar un desperdicio importante. Un hotel típico de 200 habitaciones tiene que reemplazar alrededor de 12.000 tarjetas de plástico al año. Para evitar residuos plásticos adicionales, puedes considerar usar tarjetas de acceso ecológicas. Hay varias opciones disponibles, como tarjetas hechas de plástico reciclado, de plástico biodegradable e incluso de papel.  

  • Temporizadores de luz: puedes configurar temporizadores para encender o apagar las luces a horas preestablecidas todos los días. Se pueden utilizar en zonas que están ocupadas durante las mismas horas todos los días, como restaurantes o salas de conferencias o reuniones.  
  • Sensores de movimiento: los sensores de movimiento encienden las luces cuando se detecta movimiento y las apagan después de un período de inactividad predeterminado. Son útiles en zonas donde la actividad es poco frecuente, como baños en áreas públicas, y pueden suponer un ahorro de hasta un 60% del uso energético de una habitación.  
  • Control con fotocélula: el interruptor de la fotocélula detecta cuándo hay suficiente luz natural y responde atenuando o apagando las luces. Hay diferentes tipos disponibles en función del tamaño de la zona que se quiere iluminar.

Adopta un sistema de gestión de temperatura inteligente

Ajustar la configuración del termostato solo unos pocos grados puede generar un enorme ahorro energético. Bajar el termostato 1ºC en invierno puede reducir el consumo de energía de la calefacción en un 10%, y un ahorro similar se puede conseguir con el aire acondicionado en verano. Puedes automatizar este proceso integrando tecnología de detección de movimiento y calor en un termostato de gestión de energía, que reduce automáticamente la temperatura de una habitación cuando está vacía.  

Usa energía ecológica

Una de las acciones con mayor impacto que puedes llevar a cabo en términos de sostenibilidad es utilizar fuentes de energías renovables. Hacer el cambio reducirá drásticamente tus emisiones operativas y, lo que es más importante, si se hace correctamente, aumenta la demanda de energía renovable en tu zona. Esto, a su vez, estimula la incorporación de nuevas energías renovables a la red eléctrica local, lo cual es crucial, porque el suministro actual de energía renovable no se corresponde con la demanda global de energía. Por último, si se logra hacer frente a esta demanda, será posible eliminar gradualmente la energía de los combustibles fósiles.

Hay muchos proveedores de energía que afirman que su energía es limpia y renovable cuando en realidad no lo es. Por lo tanto, al elegir fuentes de energías renovables hay que tener en cuenta ciertos aspectos para asegurarnos de que son realmente sostenibles y contribuyen a un mundo libre de combustibles fósiles:  

  • Siempre que sea posible, opta por fuentes de energía renovable que se instalen en el sitio. Son las que tienen el mayor impacto positivo porque garantizan que se agregue una nueva energía limpia a la red. Los ejemplos más comunes son los paneles solares.  
  • Si la instalación en el sitio no es posible, la siguiente mejor alternativa es una energía renovable que se genere localmente y se venda directamente al consumidor. La mejor forma es encontrar nuevos programas renovables creados localmente. Al invertir en energía renovable, ten en cuenta que los certificados de energía renovable o las garantías de origen del extranjero pueden no contribuir al suministro adicional de energía renovable.  
  • En los países o mercados donde no es posible comprar energía 100% renovable, puedes contribuir a que las fuentes de energía sean más ecológicas comprando a empresas que estén esforzándose para que haya energías renovables disponibles. Las clasificaciones de sostenibilidad independientes de proveedores de energía renovable pueden ayudarte a comprender el impacto que tendrá comprar energía a una determinada empresa, así como la sostenibilidad general del producto.
Enseña lo que estás haciendo

A través de nuestra plataforma podrás informar a la gente que viaja de las medidas que estás implementando para usar energías renovables y reducir tu consumo.

¿Has implementado alguna de estas prácticas para ahorrar energía o reducir los gases de efecto invernadero?

Alquiler de bicicletas
Parking de bicicletas
Estación de carga de vehículos eléctricos
Uso de tarjetas de acceso a las habitaciones o electricidad controlada por movimiento
Todas las ventanas del alojamiento tienen doble acristalamiento
Al menos el 80% de la comida procede de tu región
Al menos el 80% de tu iluminación es con bombillas LED de bajo consumo
Se utiliza energía 100% renovable en todo el alojamiento

Descubre nuestras otras guías de sostenibilidad:

 

Image
plastic in water

Cómo reducir el consumo de plástico

Ahora, evitar el plástico en tu alojamiento es más fácil que nunca. Y más importante. El plástico tarda mucho en descomponerse, y es nocivo para la fauna y para el medioambiente en general. Esta guía te explica cómo protegerlos reduciendo el consumo de plástico.

¿Por dónde empiezo?

Image
Apple farm

Cómo reducir el desperdicio de alimentos

Aproximadamente un tercio de los alimentos que se producen para el consumo humano se pierde o desperdicia. La comida puede representar un gasto importante, así que reducir su desperdicio puede suponer un ahorro enorme. Además, tendrá un impacto positivo en tu huella ambiental.

Aprender cómo

Image
water

Cómo reducir el consumo de agua

El agua dulce escasea cada vez más. Por eso, es necesario que, desde hoy, empecemos a reducir el consumo de agua (y no basta con pedir a los clientes que usen las toallas más de una vez). Las ventajas económicas y medioambientales lo compensan con creces.

Quiero saber más

¿Crees que el artículo es útil?