Cómo garantizar la seguridad del alojamiento y prepararse para emergencias

Pon tu casa a punto para los clientes

Nos tomamos muy en serio la seguridad, y queremos que tú también lo hagas. Hemos recopilado esta guía para ayudarte a abordar los problemas de seguridad que puedan tener los clientes, para garantizar la seguridad del alojamiento y para que puedas prepararte ante emergencias. Descubre qué puedes hacer y echa un vistazo a nuestra guía: Cómo reforzar la seguridad de tu alojamiento

Estos consejos sobre seguridad están pensados para casas y apartamentos, que pueden depender de una regulación distinta a la de hoteles o albergues. Te recomendamos tomar un enfoque proactivo con los clientes e informarles de los dispositivos de seguridad que ofreces. Es importante que sepan que, en caso de emergencia, estarás disponible de inmediato para ayudarles a entender y usar los recursos locales que tienen a su disposición.  

Quizá tus leyes locales aborden específicamente estos problemas, y te animamos a cumplir con la debida diligencia y a entender tus responsabilidades como anfitrión. Ten la seguridad de estar cumpliendo todas las leyes y regulaciones a la vez que ofreces a tus clientes un sitio seguro y confortable para que disfruten de su estancia.

No hay mejor momento para prepararse para lo inesperado que ya mismo. Dedicar unos minutos a repasar los elementos de seguridad de tu alojamiento no solo te dará tranquilidad mental, sino que puede suponer una diferencia enorme en la vida de una persona. Cada casa es diferente, pero hay algunos dispositivos de seguridad básicos que deberías instalar en tu alojamiento. 

Detectores de humo

Las leyes de prevención de incendios cambian mucho de un sitio a otro, así que es recomendable que te familiarices con las regulaciones locales. También te animamos a instalar, al menos, una alarma de incendios en cada planta de la casa y una dentro (o justo fuera) de cada dormitorio. Pruébalas como mínimo una vez al mes y cambia las pilas o batería con frecuencia.

Detectores de monóxido de carbono

El monóxido de carbono es un gas incoloro, inodoro e insípido que, con el paso del tiempo, puede resultar mortal si se inhala. Este gas se produce cuando algunos dispositivos como calderas, fogones o radiadores queman combustible o cuando algunos aparatos lo queman de forma ineficaz o incompleta. Estos dispositivos de detección se pueden poner en cualquier sitio, pero como mínimo deberías tener uno por cada habitación en la que haya un dispositivo que quema combustible. Comprueba las pilas o la batería una vez al mes, y cámbialas con frecuencia. Estos dispositivos deberían cambiarse cada cinco o siete años. Cada vez hay más dispositivos que detectan tanto el humo como el monóxido de carbono.

Extintores

En casa deberías tener como mínimo un extintor que se vea claramente o que sea fácilmente accesible. Ten en cuenta que los extintores se diseñan para combatir distintos tipos de fuego, así que mira bien el "grado" del dispositivo antes de comprarlo. La mayoría de fuegos se inician en la cocina, así que es recomendable colocar el extintor cerca de los fogones. ¿Quieres ir más allá? Además de los extintores normales, puedes comprar algunos aerosoles en spray, más baratos, como complemento.

Cajas fuertes y taquillas

Aunque no sea estrictamente necesario, a los clientes que están en un barrio desconocido y lejos de casa les gustará tener un sitio seguro en el que guardar sus bienes más preciados. Son más recomendables las taquillas digitales o con LED que no necesitan llave física. Las cajas fuertes o taquillas que se fijan a la pared son más seguras por naturaleza.

Escaleras de incendios y planes de emergencia

Está claro que no todas las casas necesitan tener una escalera de incendios, pero si la tuya tiene más de una planta es importante que tengas un plan para evacuar la planta de arriba en caso de emergencia. Puedes dibujar un mapa con la ruta a la salida de emergencia o hacer una lista con los pasos a seguir en caso de emergencia. 

¿Cómo informo a mis clientes de los dispositivos de seguridad que tengo? 

  • Indica que cuentas con dispositivos de seguridad en la sección de Instalaciones y servicios de la extranet

  • Durante el check-in, enséñale a los clientes dónde se encuentran los dispositivos de seguridad.

  • Incluye esta información en una tarjeta de seguridad que puedan consultar tus clientes.

  • Pídele a los clientes que te informen de si un dispositivo hace ruido o de si alguna luz parpadea. Una falsa alarma podría indicar un malfuncionamiento o batería baja en el dispositivo.

Suministros de emergencia

No es posible adelantarse a cada emergencia, pero sí puedes asegurarte de que tus clientes están preparados para cualquier imprevisto. ¿Cómo? Ofreciéndoles un buen botiquín y una tarjeta de seguridad en la que estén los números de teléfono de emergencias y los pasos que tienen que seguir. Si por la zona en la que te encuentras hay más riesgo de un tipo de emergencia concreto (inundaciones, incendios forestales, terremotos...), a tus clientes les gustará tener un kit de supervivencia e información sobre cómo responder a esa emergencia en concreto.

Kit de primeros auxilios

Hay muchos botiquines prefabricados que contienen todo lo necesario para pequeños cortes y heridas. La Cruz Roja recomienda que incluyas:

  • 2 compresas médicas absorbentes

  • 25 tiritas adhesivas de distintos tamaños

  • 1 esparadrapo

  • 5 pomadas antibióticas

  • 5 paquetes de toallitas desinfectantes

  • 2 cajas de aspirinas

  • 1 manta térmica

  • 1 mascarilla de RCP (reanimación cardiopulmonar) con válvula unidireccional

  • 1 bolsa de frío instantáneo

  • 2 pares de guantes que no contengan látex

  • 2 pomadas de hidrocortisona 

  • 2 rollos de venda variados

  • 5 vendas de gasa estériles

  • Termómetro oral 

  • 2 vendas triangulares 

  • Pinzas

  • Guía de primeros auxilios

Tus clientes te verán como un anfitrión especialmente atento si incluyes algún extra como antiácidos o laxantes. También puedes incluir todo aquello que ayude a aliviar el malestar de una herida o una enfermedad, que sea apto para niños y que no necesite receta médica. A nadie le gusta tener que interrumpir las vacaciones para curar un corte o una torcedura, y tener un kit de primeros auxilios bien surtido puede ser todo un alivio si hay alguna emergencia. 

Tarjeta de seguridad

Si algo sale mal, el cliente va a necesitar algo más que tu teléfono. Te recomendamos crear una tarjeta de seguridad que contenga toda la información sobre seguridad en una sola hoja de papel, que puedes enmarcar y poner en un sitio bien visible. 

Qué puedes incluir en la tarjeta de seguridad:

  • La dirección oficial del alojamiento

  • Dónde están los detectores de humo 

  • Dónde están los extintores

  • Dónde está el kit de primeros auxilios

  • Las instrucciones para cortar el gas, el agua o la luz

  • Instrucciones detalladas sobre salidas de emergencia 

  • Una lista con números de teléfono para emergencias:

I. Policía, bomberos y hospital

II. Tu número de contacto

III. Otro número de contacto por si no pueden localizarte en el tuyo

¿Cómo debería informar a mis clientes de la existencia de estos dispositivos de seguridad? 

  • Durante el check-in, enséñale a los clientes dónde se encuentran los dispositivos de seguridad.

  • Incluye dónde está el kit de primeros auxilios en una tarjeta de seguridad que puedan consultar los clientes.

  • Pídele a los clientes que te informen directamente de cualquier lesión que tengan para que puedas ofrecerles ayuda adicional si lo necesitan.