7 recomendaciones para el nombre de tu alojamiento

Aunque solo sean un par de palabras, el nombre de tu alojamiento es muy importante. Aquí tienes 7 recomendaciones para elegir uno adecuado.

Evita las abreviaturas

Muchos clientes potenciales quizá no entiendan las abreviaturas que usas normalmente, y algunas incluso pueden confundirles y evitar que reserven en tu alojamiento. Es cierto que un nombre como "Apartamento Poble9 BCN" ofrece información sobre la ubicación del alojamiento, pero puede echar para atrás a muchos clientes potenciales.

No uses emoticonos ni símbolos

Para que tu alojamiento parezca profesional, fiable y creíble, es mejor evitar usar signos de exclamación y mayúsculas. Aunque creas que quedan bien o llaman la atención, los emoticonos son innecesarios y pueden provocar que algunos clientes prefieran reservar otro alojamiento.

No seas demasiado genérico

El nombre que elijas debe decir algo sobre tu alojamiento, ya sea sobre la ubicación o sobre lo que ofrece. Un nombre como "Apartamentos Galicia" se olvida fácilmente y puede confundirse con otros alojamientos. Elegir un nombre único para tu alojamiento te ayudará a destacar entre los demás.

Usa una ortografía adecuada

Usar nombres modernos como "Hotel 4U" no siempre te ayudará a conseguir clientes internacionales y suelen pasar de moda muy rápido. Además, es fácil que los clientes no lo recuerden del todo bien o lo escriban incorrectamente. Por tanto, si alguien intenta buscar tu alojamiento, puede que no lo encuentre y acabe reservando en otro sitio.

Elige un nombre breve y único

A la hora de poner nombre a un apartamento vacacional, te recomendamos elegir un nombre breve y único para que los clientes lo recuerden. Un nombre como "Apartamentos Capital" o "Casa Rural Alejandra" es más fácil de recordar que "Apartamento en el centro de Valencia con vistas a un parque, balcón y WiFi gratis". Puedes destacar los servicios de tu alojamiento en la descripción y las fotos, pero no en el nombre.

Indica la ubicación y el tamaño

Al indicar la ubicación en el nombre del alojamiento, por ejemplo "Apartmentos Capital Chamberí", añades información útil para los clientes. Así ayudarás a los viajeros a reservar el alojamiento que mejor se ajuste a sus necesidades.

Ajústate a la realidad

A los viajeros les gusta la información clara y objetiva. Cuando un producto, o un alojamiento en este caso, genera unas expectativas demasiado altas, los clientes empiezan a sospechar. Evita nombres subjetivos como "Apartamento precioso en Bilbao" o "Casa de campo superfantástica".